lunes, mayo 15, 2006

¡Ríndete, Dorothy!


- (Amy) Tan sólo viví con mi marido tres días. Era muy joven cuando me casé. Mi marido era un freak de las películas. En realidad, estaba particularmente obsesionado con una película: El Mago de Oz. Hablaba de ella constantemente. Al principio me parecía gracioso. En nuestra noche de bodas, yo era virgen... y cuando hicimos el amor... Has visto la pelicula, ¿verdad?

- (Paul) ¿El Mago de Oz? Sí, la he visto.

- Cuando hicimos el amor... siempre que él... sabes, se corría... simplemente gritaba, "¡Ríndete, Dorothy!". Eso era todo. Sólo "¡Ríndete, Dorothy!".

- Guau.

- Ya. En vez de gemir o decir "Oh, Dios", o algo normal. Era bastante extraño. Le dije lo que pensaba así que... pero él simplemente no podía evitarlo. Decía que ni siquiera se daba cuenta de que ocurría. Simplemente no podía evitarlo. No podía. Así que rompí con él.

- Lo siento. Supongo que te estoy dando la noche.

- No te preocupes. Estoy acostumbrada. Sabes, aún le quiero mucho. De hecho, nos escribimos cada día. Naturalmente, no me gusta hablar de ello.


Diálogo entre Amy (Rosanna Arquette) y Paul (Griffin Dunne) en "After Hours" (1985, Martin Scorsese), la película que ostenta el honor de arrastrar el título peor traducido de la por otra parte penosa historia de las traducciones del inglés al español de títulos de películas de cine, por ese horrible "Jo, qué noche", ex-aequo con el no menos lamentable "La semilla del diablo" que recibió el "Rosemary's Baby" de Polanski.

1 comentario:

  1. Se me hace muy interesante los cambios de Dorothy en la versión de Return to Oz

    ResponderEliminar